PICO CARLISTA 27/01/2019

El Pico del Carlista (o Pico Ranero)

Seguimos el calendario de marchas después de la clásica subida a Tresviso con una ruta por la zona oriental de Cantabria, que nos servirá para ir cogiendo fondo y llegar al verano y a Picos en perfecto estado de forma.

La marcha al Pico del Carlista (737 m) o Pico Ranero en el País Vasco no tiene dificultad por su desnivel, puede resultar algo más difícil por las formaciones kársticas que nos obligan a caminar con atención y por la distancia de unos 17 km. Tendremos una marcha A desde el pueblo de Paules hasta Gibaja y una marcha B que también comenzará en Paules y seguirá el mismo recorrido que la A hasta el collado conocido como el Portillo de Ranero, donde descenderán por un sendero hasta el aparcamiento de la cueva de Pozalagua. Los que hagan la marcha B, también podrán tener la posibilidad de ascender al pico y después bajar al aparcamiento.

Este Pico debe su nombre a una leyenda de las guerras carlistas, un soldado de este bando, antes de entregarse, y viéndose acosado por sus perseguidores isabelinos, prefirió arrojarse a una torca que existe en el lugar antes que entregarse. La torca o sima es accesible por una pequeña abertura que conduce a un abismo de más de 300 mts de altura en las entrañas de la tierra (la entrada se encuentra al sur del pico, y no es destacable para nada). Al llegar al fondo de la sima, se abre una cámara de dimensiones colosales, que durante mucho tiempo fue considerada como la mayor del mundo. En nuestra marcha simplemente para quien tenga curiosidad podremos acercarnos hasta la boca e imaginar el resto de la cavidad.

El macizo de Ranero cierra por el norte el estrecho desfiladero por donde se precipita el río Carranza en su búsqueda del Ason. Por el sur queda cerrado a su vez por el complejo de los picos del Moro y el Mazo. El macizo tiene continuidad hacia el este, a través de unas suaves lomas, hasta entroncar con el Armañón (la máxima altura de la zona), y el macizo kárstico de los Jorrios.

Haremos el recorrido partiendo desde otro punto distinto de como suele realizarse, empezando en el pueblo de Paules y terminando en Gibaja. Los primeros kilómetros transcurren por un camino bien marcado que seguiremos hasta tomar un desvío hacia el encinar de Sopeña. Después del encinar volveremos a retomar la pista, aunque al poco rato ascenderemos en dirección Norte para subir al cordal que tendremos que recorrer por arriba para ir hacia el Pico Carlista, siguiendo las marcas rojas y blancas del “GR” que da la vuelta al Pais Vasco.

Tras ascender al pico, continuaremos hasta el lugar conocido como el “Mirón”, un impresionante desfiladero con un desnivel de unos 600 metros, con la Peña del Mazo enfrente y el río Carranza en el fondo del valle. De aquí se puede observar la entrada a las cuevas de Pozalagua, famosas por sus espectaculares estalactitas excéntricas, declaradas “El mejor rincón del 2013”.

            Ya desde este punto solo nos quedara ir descendiendo en dirección Noroeste por la ladera Oeste de la Peña Gibaja y el Picón de la Mosquilla hasta el pueblo de Gibaja.

El camino de la montaña, como el de la vida, no se recorre con las piernas sino con el corazón.” Andrés Nadal

                        Os invitamos a poner el corazón y las piernas nos acompañarán.